La navidad nos vuelve gilipollas

La navidad nos vuelve gilipollas

De que la navidad nos vuelve gilipollas, no me cabe la menor duda.
Si no, a ver por qué motivo íbamos a adornar las casas con rimbombantes objetos decorativos llenos de colores chillones que molestan a la vista y atiborrarnos de dulces hasta extremos insalubres.

Pero lo peor… Y con esto temo dar a notar el mal humor que tengo últimamente estos días; es que incluso negocios importantes dejen de lado sus deberes para con el consumidor en pro de este mal gusto imperante en esta época del año.

He aquí la página güeb de pc-online; luciendo el típico efecto de nieve cayendo que algún día una mente enfermiza se entretuvo en programar para hacer la vida imposible a los visitantes y que viene siendo usado a veces sin sufrir ninguna modificación, año tras año.

Los menúes de búsqueda no funcionan, y es muy molesto desplazarte por las categorías de la izquierda con los dichosos copitos cayendo que restan visibilidad.

¿Será que nos preparamos para el nacimiento del niño Jesús, o que alguien está poniendo LSD en los bombones de licor?

P.D.: Al menos los Belenes eran bonitos, esta porquería de árboles de navidad que ha venido a sustituirlos es igual de inútil y antiestética.

Compartir/Guardar