Todo en regla

Cuando iba a subir al autobús, mostré el billete al chófer. Me dijo: -¿Seguro que está todo en regla?-

Había conseguido que me aplicaran un descuento con una tarjeta de puntos, así que el precio del trayecto era la mitad. ¿Fue eso lo que hizo que sospechara?

-Sí, que yo sepa.
Me dejó entrar y luego tuve la sensación de que me llevaba pasando toda la vida.

Compartir/Guardar